La Resolución General AFIP N° 4132/2017, establece un exhaustivo control sobre los responsables inscriptos, cuya sanción es la imposibilidad de emitir factura A, autorizando únicamente a emitir factura M.

Sabido es que la AFIP a los contribuyentes es cada vez más exhastivo. Un ejemplo de ello es la obligación, para los monotributistas, de recategorizar aunque no corresponde recategorizar. O el control de gastos en relación con los ingresos declarados, para recategorizar de oficio.

Pero estos controles exhaustivos no son exclusividad de los monotributistas. La nueva resolución de las que vengo a hablarte en este post, aplica a los responsables inscriptos. Esta es la Resolución 4132 y aplica a partir del 01/10/2017.

Vamos a conocer los detalles de esta nueva resolución.

¿Qué controles ejercerá la AFIP?

El artículo 2 de la resolución 4132, establece:

Como resultado del control realizado a todos los responsables inscriptos en el impuesto al valor agregado, este Organismo podrá autorizar a emitir exclusivamente comprobantes clase “M” cuando verifique:

1. Inconsistencias en la relación entre los montos facturados y la capacidad técnico- económica para realizar las prestaciones de servicios y/o ventas de bienes.

2. Irregularidades o incumplimientos vinculados a las obligaciones fiscales.

A los fines de evaluar los puntos precedentes se analizarán en forma integral los parámetros de control establecidos en el Anexo.

El punto 1 hace referencia a la relación entre los ingresos declarados mediante la facturación y los gastos que se necesitan incurrir para llevar a cabo la actividad económica.

Con esto se pretende evitar algo muy común en el mundo empresarial, que es “pasar ventas en negro”. Hay que tener en cuenta que si se realizan ventas o se prestan servicios en “negro” (es decir, sin facturar), puede quedar en evidencia una desproporción entre los gastos y los ingresos. Es decir, que los gastos sean muy altos, en relación a los ingresos, lo que lleve a que haya muy poca (o ninguna) ganancia. Esto puede llevar a la AFIP a asumir que no se están declarando todas las ventas o prestaciones de servicios.

El segundo punto creo que no necesita demasiada aclaración. Simplemente tiene que ver con que no se presenten o paguen las obligaciones tributarias. Aunque también hace referencia a irregularidad que pueden tener que ver con que la AFIP presuma que no se está declarando correctamente los ingresos.

¿Cuáles son los parámetros de control que usará la AFIP?

Para poder determinar la relación entre los ingresos declarados y los gastos incurridos para llevar a cabo la actividad económica, la AFIP se podrá valer de los siguientes parámetros:

1. Relación montos de facturación/personal declarado/actividad/es declarada/s.

2. Relación montos de facturación/acreditaciones bancarias.

3. Relación montos de facturación/bienes registrables.

4. Relación montos de facturación/pagos de impuestos realizados.

5. Calificación asignada por el sistema informático denominado “Sistema de Perfil de Riesgo (SIPER)”.

6. Información de terceros.

7. Falta de presentación de declaraciones juradas determinativas.

8. Falta de presentación del régimen informativo de compras y ventas (CITI).

9. Relación inconsistente entre el débito fiscal y el crédito fiscal del impuesto al valor agregado.

10. Diferencias relevantes entre el débito fiscal declarado en el impuesto al valor agregado y débito fiscal facturado en forma electrónica.

11. Inconsistencias en el/los domicilio/s declarado/s.

12. Antigüedad como empleador.

¿Qué es una factura M?

La factura M es la tercer pata del sistema de emisión de comprobantes para responsables inscriptos. Es el comprobante de menor jerarquía y lo emiten aquellos contribuyentes que no cumplen con los requisitos para emitir factura A, o factura A con leyenda. Tienen las mismas formalidades que las facturas A, sólo que en vez de decir “Factura A”, va a decir “Factura M

El sistema sólo habilita a emitir 100 facturas por cada vez. Así que si resultan pocas, hay que volver a hacer la solicitud.

Lo más importante a destacar sobre la factura M es el tratamiento que se le da al IVA. Quien reciba una factura M, deberá actuar como agente de retención de IVA. Retendrá el 100% de, IVA de la factura. El emisor de la factura M, podrá tomarse el importe retenido al declarar el IVA del mes. Además, quien reciba una factura M, deberá retener un 3% de ganancias. Del mismo modo, estas retenciones podrán ser descontadas cuando se presente la declaración jurada de ganancias.

¿Cómo sé si me corresponde emitir factura M?

La AFIP informará en su web si ha aplicado la sanción de emitir factura M. También informará las razones que llevaron a tal sanción. Cuándo el contribuyente quiera hacer una factura electrónica, el sistema sólo le permitirá hacer factura M, hasta tanto revise su situación en AFIP.

¿Qué puedo hacer si la AFIP sólo me permite emitir factura M?

Para salir del sistema de la factura M, el contribuyente deberá presentar vía web una nota de disconformidad sobre los motivos que originaron la medida.

Sin embargo, si no se logran resolver las irregularidades, la AFIP podría incluir al contribuyente en una lista de facturas o compañías apócrifas. Eventualmente también podía suspender la CUIT.

¿Qué debo hacer si recibo una factura M de un proveedor?

Bueno, hasta aquí he hablado de que pasa si,como contribuyente, me “condenan” a emitir factura M. Ahora, ¿qué pasa si estoy del otro lado? Es decir, si me entregan una factura M.

Como ya he mencionado antes, quien recibe una factura M debe retener el 100% del IVA de la misma y un 3% en concepto de ganancias. La nuevo resolución establece que quien inclumpa con este deber, podrían ingresar a la misma categoría. Es decir, que no podrían emitir factura A, sino que deberán emitir factura M.

Además, si un contribuyente recibe constantemente factuas M, podría ser pasible de sanciones, como por ejemplo, como por ejemplo la impugnación del gasto declarado en ese comprobante.

A %d blogueros les gusta esto: