Monotributo: La importancia de darse de baja a tiempo

¿Por qué hay que darse de baja del Monotributo apenás ceses tu actividad?

Cerrar un negocio no implica sólo bajar la persiana. Hay muchas otras cosas que se deben hacer. Si, además de vender la mercadería que quedo, o rematar el mobiliario. También hay que dar de baja el comercio, las líneas comerciales y, por su puesto, darse de baja en AFIP.

Por alguna razón, este último punto es el que muchos olvidan: Qué están registrados en “X” impuestos relacionados con la actividad que desarrollan.Y es por eso que, simplemente “bajan la persiana” y se olvidan de los demás.

Esto es algo que ocurre con todo tipo de contribuyentes, pero en especial con los monotributistas. Y es que pareciera que los monotributistas tienden a pensar que la AFIP sabe que ya no tenes esa actividad, y, por lo tanto, dejará de cobrarte impuestos. Y la realidad dista mucho de ser así.

La importancia de no darse de baja del Monotributo a tiempo.

Dejar de ejercer una actividad no significa dejar de generar deudas por impuestos. Por el contrario. Si no que, mes a mes, se generara deuda por las cuotas impagas en el monotributo. Y lo mismo pasará con cualquier otro impuesto, como IVA o Ingresos Brutos de cualquier jurisdicción. En estos últimos, además, generarás multas por no presentación de las correspondientes declaraciones juradas.

Verás entonces cual es la importancia de hacer las cosas bien. Puede ser que durante un tiempo no tengas noticias ni de la AFIP ni de rentas. Pero tarde o temprano esas deudas desembocarán en intimaciones y hasta pueden llegar a convertirse en juicios.

Con el Monotributo, quizás no sea tanto el problema. Porque cuando dejas de pagarlo por 10 meses seguidos, la AFIP te da de baja de oficio.

Pero esto no ocurre en Ingresos Brutos, donde seguirás acumulando deudas hasta el momento en que hagas la baja. También acumularás multas por la falta de presentación de las declaraciones juradas. Y, por si fuera poco, hasta puede ser que te sigan descontando plata del banco en concepto de retenciones de ingresos brutos.

Imaginate entonces que sos un monotributista que realiza actividad en Buenos Aires y Capital Federal, y por lo tanto estás dado de alta en convenio multilateral. Dejaste de ejercer la actividad, pero nunca te diste de baja.

Todo esto por evitar hacer algo tan simple como darse de baja del monotributo e ingresos brutos.

¿Darse de baja del monotributo en forma retroactiva?

Para el régimen general, la baja retroactiva está regulada. Se puede admitir si se presentan medio de prueba, tales como baja de Ingresos Brutos, baja de la habilitación municipal, baja del contrato de alquiler, servicios públicos, etc.

El problema con el Monotributo es que la baja retroactiva no está reglamentada. Podría hacerse de la misma forma, pero nada asegura que la AFIP la acepte. Y aunque la logres que te la acepten, es un trabajo mucho más complicado que darte de baja a tiempo. Te piden mucha más información, hay que presentar nota, y hay que ir a la AFIP personalmente. Cuando para darse de baja del monotributo en el momento de cese de actividad, basta con llenar un formulario via web.

El problema de la baja de oficio

Es cierto, como ya lo hemos dicho, que si dejas de pagar por 10 meses consecutivos, la AFIP procede a darte la baja de oficio. Lo cierto, también es que esa baja no te exime de pagar esos 10 meses durante los que estuviste dado de alta. Después de eso no se generará más deuda, pero si intereses. Por lo tanto, si dejas pasar mucho tiempo, se puede convertir en una deuda importante, por la que la AFIP te puede intimar y hasta iniciar juicio.

Por cierto, si en algún momento querés volver a la actividad (o a cualquier otra actividad independiente) y necesitás darte de alta de nuevo en el monotributo, te vas a encontrar con el problema de esa deuda que nunca pagaste. Y para poder darte de alta vas a necesitar cancelar primero la deuda que tenías.

Claro, eso no pasa si te das de baja correctamente, a su momento justo.

Por eso, es importante darse de baja del Monotributo a tiempo

Si no querés tener dolores de cabeza a futuro, tenelo en cuenta a la hora de cesar esa actividad. Es una tarea más, entre el vender todo el stock de mercadería y dar de baja el contrato de alquiler, esta la tarea de darse de baja del Monotributo, de Ingresos Brutos y de cuento impuesto municipal hayas pagado mientras ejercías esa actividad independiente.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: